6 razones para elegir el CDPAP en lugar de la atención domiciliaria tradicional

March 28, 2017

Hay muchas razones para elegir el CDPAP en vez de un programa tradicional de cuidado en el hogar. En este artículo hemos dado 6 razones comunes por las que la gente deja las agencias tradicionales de cuidado en el hogar en masa para unirse a CDPAP. Pero antes de empezar es necesario asegurarse de que todos estamos en la misma página en cuanto a lo que es el CDPAP. El CDPAP significa Programa de Asistencia Personal Dirigida al Consumidor, y es sólo eso, dirigido al consumidor. Digamos que usted (o sus padres o cualquier otra persona que le importe) no puede moverse como antes y necesita ayuda con la limpieza de la ropa y las compras. O, por ejemplo, usted tiene necesidades médicas más avanzadas y necesita ayuda cuando las enfermeras terminan con el cuidado médico real.

En ese caso, tiene dos opciones: el CDPAP o una agencia tradicional de cuidados en el hogar. La diferencia básica es quién tiene la responsabilidad, y por lo tanto el control, sobre el cuidado del paciente. Si usted elige que una agencia le suministre el ayudante, ellos hacen justamente eso, pero también controlan y dirigen su cuidado. Si elige CDPAP, el paciente mantiene el control y determina quién se ocupa de él y cuáles son sus tareas. Ambos programas están cubiertos por Medicaid y no debe haber ningún costo para el paciente en ninguna de las dos opciones.

6 Razones, aquí vamos:

1. Libertad para elegir quién lo va a cuidar

Bajo el CDPAP, el consumidor (paciente) elige quién trabaja para él. Lo bueno de esto es que no tiene que ser un ayudante oficial de salud en el hogar. No se requiere entrenamiento. El hecho de querer que esta persona lo cuide es suficiente. ¿Quiere que su hermano haga el trabajo? ¡No hay problema! ¿Hijo? ¿Hija? ¿Amigo? ¡No hay problema! Es tan simple como suena.

No será un extraño quien cuide de sus padres y además, ¡usted podrá contratar a alguien a quien le importe! Cualquiera que haya experimentado el cuidado en un asilo para ancianos o en una agencia de cuidados de salud en el hogar, sabe que es el raro conseguir un ayudante que le ponga ese toque de amor al cuidado, como lo hace un miembro de la familia. 

El entrenamiento para un ayudante oficial de salud en el hogar es de aproximadamente una semana. Compare una semana de entrenamiento con el cuidado que su hijo le puede dar... Por lo general es una decisión muy sencilla.

2. Libertad para elegir el horario:

Si usted recibe un ayudante de una agencia de cuidado en el hogar, esa agencia discutirá con usted las horas que usted quiere que el ayudante trabaje, pero en última instancia la decisión está en las manos de la agencia. Bajo el CDPAP la decisión está en sus manos.

Si usted cree que necesita un ayudante por las tardes, entonces usted contrata a la persona para que venga por las tardes. En el CDPAP usted tiene el control total sobre el horario del ayudante. Incluso puede dividir el turno; hacer que entren, salgan y vuelvan de nuevo. Si así lo desea, puede contratar a su ayudante para que vaya a su casa en la mañana, luego se vaya y vuelva en la tarde para ayudarle con sus diligencias. ¡Usted es el jefe!

El punto está en el control y la independencia.

3. Libertad para elegir las tareas:

Anteriormente mencionamos de manera casual que usted puede tener a un ayudante que haga sus diligencias con usted, sin embargo vale la pena detenerse a pensar por un momento. Esto es algo importante de lo que significa tener un ayudante que sólo ha sido posible bajo el CDPAP.

A un ayudante de salud en el hogar de una agencia nunca se le permite manejarlo a ningún lugar. Incluso si utiliza el servicio Access-a-Ride, casi nunca se le pagará al asistente para que lo acompañe y lo ayude en el lugar a donde va. Con el CDPAP una vez más, ¡usted es el jefe! Usted determina las tareas del ayudante y si eso significa llevarle de compras y el ayudante está dispuesto... bueno, entonces, adelante.

Hay otras tareas que comúnmente no son hechas por una agencia. Acompañar a alguien durante la diálisis es un ejemplo de una tarea que se realiza casi exclusivamente bajo el CDPAP. En el CDPAP, usted asume la responsabilidad de dirigir al asistente y, por lo tanto, puede dirigirlo como desee. No hay ningún abogado de una agencia que diga que esta tarea es demasiado peligrosa o que tiene demasiada responsabilidad.

4. Nunca pierda el cuidado:

Muchas agencias de cuidado en el hogar prometen entregar un ayudante para los fines de semana y luego no envían a nadie. Es increíble y trágicamente común. Si usted decide ir con una agencia de cuidado en el hogar porque le prometen proveer un ayudante calificado cuando usted lo necesite, eso no garantiza que ellos cumplirán con ese compromiso. Muchísimas agencias fallan en proveer ayudantes a sus clientes durante los fines de semana y días festivos, quedándole mal al cliente. Cualquiera que sea la razón, los reclamos frecuentes, la mala programación o la corrupción descarada en la administración, esto deja al paciente en peligro.

Bajo el CDPAP usted puede contratar a todos los ayudantes que desee para asegurarse de que siempre cuenta con alguien, pero lo mas importante, es que usted contrata a personas que se preocupan por usted.

5. Ya usted está haciendo el trabajo:

Muchas veces cuando la persona esta recibiendo cuidados en el hogar por parte de una agencia, al final del dia los familiares e hijos del paciente terminan haciendo las tareas del ayudante. 

Ya sea porque el asistente estaba al teléfono en lugar de trabajar o porque la agencia limita sus tareas, la familia y los amigos casi siempre intervienen para llenar los vacíos. Así que si usted ya está haciendo el trabajo, ¿por qué no empieza el proceso y cobra por ello?

6. Mantenga su independencia:

¿Has visto alguna vez a un joven llamar a una persona mayor cariño? ¿Cuándo fue la última vez que alguien en el sistema de salud se tomó el tiempo de considerar cuidadosamente los deseos de un paciente anciano antes de tomar una decisión por él?

Estas son preguntas retóricas y tal vez usted está bendecido con un doctor que realmente se preocupa por usted o por sus padres y los trata con el respeto que se merecen. Sin embargo, incluso si usted es tan bendecido, estoy seguro de que también ha experimentado el otro lado.

Los asilos para ancianos son con frecuencia muy horribles, no porque ofrezcan una mala atención (aunque algunos lo hacen), sino porque el personal esta siempre tan ocupado, que Mamá termina siendo solo un numero de habitación. Nada destruye a una persona tan rápidamente como la sensación de impotencia y de sentirse un cero a la izquierda. Mientras más responsabilidad e independencia pueda mantener usted o su ser querido, mejor estará física y mentalmente.

Si una persona todavía está en posición de ejercer control sobre su vida, entonces es obvio que el CDPAP será mas atractivo. El 100% de las personas mayores o discapacitadas van a preferir la independencia a una institución.

Los asilos para ancianos y las agencias de salud en el hogar provienen de la misma escuela de pensamiento. No es Mamá quien toma las decisiones y ciertamente no es la familia, pero con el CDPAP ¡usted es el jefe!

Comenta en esta publicación del blog