5 maneras de recibir pago como cuidador familiar

August 17, 2017

Con nuestra población de personas mayores en continuo aumento y cada vez más empobrecida, y con los problemas relacionados con el envejecimiento y las enfermedades que crecen aun a mayor ritmo, los Estados Unidos se está convirtiendo rápidamente en un país dependiente de los cuidadores familiares no remunerados que cuidan a sus seres queridos.

Aquí algunos antecedentes:

• La pobreza entre nuestros ancianos: nuestros familiares de edad avanzada se encuentran en una situación de grave escasez de fondos para su jubilación y, por lo tanto, dependen de los cuidados de sus familiares. Según el Consejo Nacional sobre el Envejecimiento, más de 25 millones de estadounidenses mayores de 60 años viven por debajo del 250% del nivel federal de pobreza (el FPL para una persona soltera en 2017 es de $13,860).

• Las personas que reciben asistencia: el 80% de las personas mayores que reciben asistencia, incluyendo muchas con limitaciones funcionales físicas y/o mentales severas, viven en hogares privados en la comunidad, es decir, no en instituciones.

• Las personas con discapacidades: El 66% de las personas mayores con discapacidades que reciben Servicios y Apoyo a Largo Plazo de Medicaid (LTSS, por sus siglas en inglés) en el hogar reciben toda la atención exclusivamente de su cuidador familiar, en su mayoría cónyuges e hijas.

• Cuidar a un pariente de mayor edad: La población estadounidense de cuidadores de cónyuges e hijos adultos es de casi 70 millones de personas. Según el Pew Research Center, más de la mitad de ellos son hijos adultos que cuidan de un padre anciano, y casi una cuarta parte (24%) son personas ayudando a sus cónyuges ancianos.

Estadounidenses mayores con demencia: Los cuidadores de pacientes con demencia constituyen más del 55% de todos los cuidadores, y el costo del cuidado de la salud asociado con el Alzheimer superará el billón de dólares en el año 2020.

• Cuidadores familiares y problemas de salud:  Un poco más del 50% de todos los cuidadores familiares cuidan a un miembro de la familia con Alzheimer y otro 23% ayuda a personas con otras demencias. La enfermedad de Parkinson y los problemas cardíacos (incluidos los ACV) son los siguientes problemas de salud que preocupan a los cuidadores familiares.

5 maneras de recibir pago para cuidar a un miembro de la familia

Cuando un cónyuge (que representa el 24% de todos los cuidadores de la familia), o un hijo adulto (que representa el 60%) dejan su trabajo para dedicarse al cuidado de un miembro de la familia, muchos hacen sacrificios financieros que van más allá de los salarios perdidos (por ejemplo, pensiones, beneficios del seguro social y otros beneficios).

Por lo tanto, a todos los cuidadores de familia, ya sea que hayan tenido o no trabajo anteriormente, aquí están nuestras 5 maneras de compensar el esfuerzo que usted dedica al cuidado de un ser querido:

1- CONTRATOS CON EL CUIDADOR

También conocido como contrato de cuidado personal, o contrato de cuidado de ancianos, un contrato de cuidador es un acuerdo formal, por lo general entre los miembros de la familia, para establecer que la persona que cuida a un ser querido sea compensada, particularmente si tiene que dejar de trabajar para cuidar al padre o pariente mayor.

Estos son algunos de los beneficios de dicho contrato:

• Especificando las funciones de cuidado: la persona que recibe el cuidado puede ser una persona adinerada, quizás de toda una vida de trabajo productivo, o de otras fuentes. En lugar de que los miembros de la familia discutan sobre los gastos que podrían afectar lo que podrían heredar, o recibir como regalo, este tipo de contrato no deja ninguna ambigüedad cuando se trata de compensar al cuidador familiar.

• Familias que comparten recursos: Los miembros de la familia también pueden, a veces, desear reunir recursos entre todos para pagarle a un miembro de la familia para que se dedique al cuidado de un ser querido. Este tipo de contrato delinea los términos y tareas a realizar, una vez más especificando temas que de otra manera podrían poner a dos miembros de la familia en conflicto.

• Relaciones con pagadores externos: También hay casos en los que una entidad externa, como una compañía de seguros de cuidados a largo plazo, la compensación del trabajador, la Administración de Veteranos (VA) o algún programa de Medicaid, podría reembolsar los gastos de cuidados a largo plazo al paciente. En esos casos, un contrato con el cuidador facilitaría el reconocimiento formal y la compensación del cuidador familiar.

Es recomendable que deje que un abogado especializado en leyes para personas mayores le ayude a redactar dicho contrato. Usted puede encontrar el abogado que mejor se adapte a sus necesidades en el National Academy of Elder Law Attorneys.

2- BENEFICIOS PARA VETERANOS (VD-HCBS), O DINERO EN EFECTIVO Y CONSEJERÍA

Programa posterior al 11 de septiembre: El VA ofrece a sus veteranos elegibles una variedad de programas financieros y de salud. 

El programa de interés en este contexto se llama Veteran Directed Home and Community-Based Services (VD-HCBS) que específicamente paga a los miembros de la familia para que actúen como cuidadores de un ser querido en el hogar.

También conocido como "Cash and Counseling for Veterans" (Dinero en efectivo y asesoramiento para veteranos), el programa también tiene otros nombres, como "Veterans Independence Plus Program" (Programa Independencia Plus para veteranos) y "Veterans Directed Home Services (VDHS)" (Servicios Dirigidos a Domicilio para Veteranos). 

El programa les permite a los veteranos elegir a sus propios proveedores de cuidado en lugar de recibir el cuidado en los centros de VA. 

Cómo funciona:

• Las personas elegibles para cuidados deben recibir el cuidado en sus hogares, en el hogar de su cuidador, o en comunidades de vida independiente del tipo que no ofrecen apoyo de cuidado (por ejemplo, asistencia con actividades de la vida diaria, como comer, bañarse y caminar).

• La elegibilidad bajo esta ley que fue aprobada en el año 2010 está limitada a veteranos que fueron lesionados en un conflicto militar después del 11 de septiembre de 2001.

• Conjuntamente con un asesor de VA, el veterano debe desarrollar un "Plan de Cuidado" completo con presupuestos, tareas de cuidado necesarias y detalles sobre el cuidador familiar.

• El plan de cuidado puede necesitar varias modificaciones antes de ser finalmente aprobado.

• El veterano puede contratar a un cuidador (incluyendo posiblemente a un cónyuge) y obtener otros insumos como sillas de ruedas, camas especiales, suministros de oxígeno, etc.

• Por último, la agencia administradora, que es diferente en cada estado, establece un cheque u otras formas de pago para todos los servicios y suministros preaprobados, incluida la atención domiciliaria.

También pueden aplicar otros beneficios, incluyendo gastos de viaje, servicios de salud mental (muy solicitados por el Trastorno de Estrés Postraumático -PTSD- y otros pacientes de salud mental), y cuidado de relevo durante 30 días al año (para darle tiempo libre al principal cuidador familiar).

Para obtener más información, llame al 1-877-222-VETS (extensión 8387).

3- PROGRAMAS FINANCIADOS POR MEDICAID (INCLUYENDO EL CDPAP)

Esta es otra forma en la que puede recibir pago por cuidar a su familiar, siempre y cuando el estado en el que vive tenga un programa tipo Medicaid que se adapte a sus necesidades y para el cual su ser querido pueda calificar.

El CDPAP (Programa de Asistencia Personal Dirigida al Consumidor) es un programa financiado por Medicaid que le permite a los beneficiarios de cuidado contratar a casi cualquier cuidador que ellos escojan, incluyendo al miembro de la familia que actualmente está proporcionando el cuidado.

Un programa hermano son los CDPAS - Servicios de Asistencia Personal Dirigidos al Consumidor. Esto decide sobre el tipo de servicios que usted necesita, por ejemplo, asistencia con el compañerismo y/o las actividades cotidianas. En lo que a usted le concierne, los dos programas son esencialmente lo mismo.

Aquí hay una guía paso a paso para que conozca algunos beneficios de ese programa:

• Para ser elegible, su ser querido debe estar ya en el programa de Medicaid, necesitar cuidado en el hogar, y bien sea estar a cargo de sus propios asuntos o tener un representante designado, por ejemplo, alguien con un poder notarial, instrucciones anticipadas de salud, o estar de otra manera capacitado para tomar decisiones en nombre del paciente con respecto a cómo se proveen sus servicios de cuidado en el hogar.

• El beneficiario del cuidado le informa su plan acerca de la solicitud de servicios del CDPAP y hace que un médico firme que necesita atención en el hogar. Luego su cuidador (familia o amigo) debe proporcionar evidencia de que es legal trabajar en los EE.UU. y obtener un examen físico y de sangre que demuestre que están lo suficientemente sanos para cuidar a un paciente.

• Cuando se haga todo lo anterior con éxito, a su ser querido se le asignará un cierto número de horas por semana, dependiendo de sus condiciones generales de salud física y mental.

• Usted, el cuidador, recibirá un cheque de pago basado en una tarifa de pago por hora por cada hora trabajada sirviendo al paciente.

Este programa no es muy complicado. Para los formularios e información mas detallada, puede visitar el programa aquí. Para recapitular, muchos estados tienen programas que pagan a la familia o a un amigo para que sirvan como cuidador, aunque buscar estos programas y luego ayudarlos a calificar puede ser desalentador. Usted puede encontrar más información sobre los programas relevantes de su estado contactando:

• Medicaid (o programas de efectivo y asesoramiento): Medicaid ofrece una variedad de programas que tienen como objetivo asistir con cuidado a largo plazo en el hogar o en la comunidad, entrega de alimentos y centros de cuidado por el día para que las personas que reciben cuidado puedan obtener ayuda en el hogar en lugar de ayuda por parte de una institución. Para comenzar con su investigación, comuníquese con el localizador de cuidados para adultos mayores al 1-800-677-1116 o vaya a un lugar que ofrece los servicios de asistencia en el hogar de Medicaid.

• Centro Nacional de Recursos para Servicios Dirigidos por Participantes.

Este programa nacional atiende a personas con discapacidades (incluyendo la población de la tercera edad) con objetivos similares a los programas tipo Medicaid antes mencionados. Aquí hay un enlace a ese Centro Nacional de Recursos.

4- SEGURO DE CUIDADOS A LARGO PLAZO

Si su ser querido compro en el pasado una póliza de seguro de cuidado a largo plazo que paga por el cuidado en el hogar (como es el caso de la gran mayoría de estas pólizas), entonces usted tiene una gran oportunidad de recibir su pago, como sigue:

• Si la póliza requiere que el cuidado en el hogar se realice por parte de una agencia de cuidado en el hogar con licencia, entonces usted y su familiar pueden contactar a la agencia de cuidado en el hogar más cercana. Le darán la bienvenida con los brazos abiertos, a su ser querido como su último cliente, pagado por la aseguradora, y a usted como su último cuidador, pagado por la agencia. Este arreglo es ideal para la agencia de cuidado en el hogar puesto que aumenta sus ingresos sin ningún esfuerzo adicional de personal.

• Si la póliza no está limitada a agencias de cuidado en el hogar con licencia, entonces un contrato de cuidador le puede servir. De todos modos usted tendrá que negociar con la compañía de seguros, basado en su contrato de cuidador. Si usted no tiene tal contrato, entonces haga uno, estipulando que a usted como cuidador se le pagaría igual que a un asistente de enfermería no certificado de una agencia de cuidado en el hogar.

Usar una agencia de cuidado en el hogar es algo que se debe contemplar en todos los casos en los que su ser querido está siendo reembolsado por los gastos de cuidado a largo plazo. Por ejemplo, la Compensación del Trabajador (o un tribunal) puede estar reembolsando por una lesión relacionada con el trabajo que su ser querido pudo haber sufrido.

5- PAGO INDIRECTO A TRAVÉS DE UN CRÉDITO FISCAL

Quizás no solo no se le este pagando por cuidar a su familiar, sino que también puede estar usando sus ahorros personales para gastos relacionados con las modificaciones de la casa de su ser querido, transporte, alimentos, dispositivos de asistencia, suministros médicos y más.

De acuerdo con la AARP (asociación de miembros para personas mayores de 50 años de edad, que tiene decenas de millones de miembros), los cuidadores familiares gastaron en promedio $7.000 en el año 2016, para las necesidades de sus seres queridos, aparte del cuidado en sí.

El Crédito Tributario del IRS: La Ley de Crédito por Cuidados del IRS (IRS's Credit for Caring Act) le da a los cuidadores familiares elegibles la oportunidad de obtener un crédito tributario equivalente al 30% de los gastos efectuados en nombre de su ser querido en exceso de $2.000 al año, hasta un crédito máximo de $3.000 al año.

Aquí están los requisitos de elegibilidad del IRS:

• Necesita ser pariente directo del beneficiario del cuidado (padre, madre, hijo adulto, cónyuge y otras personas que califiquen según la definición de "dependiente").

• Usted necesita ayudar a una persona de cualquier edad con discapacidades funcionales físicas o mentales.

• Necesita tener los gastos documentados adecuadamente. 

• Además, necesita haber tenido un ingreso tributable de por lo menos $7.500 para el año en que solicite un crédito tributario.

Para más información sobre los créditos fiscales, aquí hay un enlace a la AARP.

Reflexiones finales sobre la compensación por cuidar a su ser querido

La estadística que nos llamó la atención desde la primera sección de "antecedentes", fue el hecho de que la gran mayoría de los cuidadores familiares atienden a personas con Alzheimer u otros tipos de demencia. Cualquiera que sepa algo sobre el cuidado de un miembro de la familia con demencia sabe muy bien lo abrumador y absorbente que puede ser.

Como cuidador familiar, independientemente de lo que sufra su ser querido, usted asume enormes responsabilidades que pueden ser estresantes, y muchas veces devastadoras desde el punto de vista financiero, y siempre perturbadoras cuando se trata de su propio crecimiento y bienestar personal.

Lo menos que puede hacer es al menos buscar maneras de ser compensado por una parte del tiempo, esfuerzo y gastos que le dedique a su ser querido.

Esperamos sinceramente que algunos de los puntos que describimos en este artículo sean apropiados para que usted pueda recibir compensación por lo que hace.

Comenta en esta publicación del blog